Licores de frutas

Los licores de frutas son bebidas alcohólicas con sabor a toda clase de frutas. Disfruta aquí de los mejores licores de frutas, sus distintos tipos y marcas

Los licores de frutas son un tipo de bebida alcohólica, dulce o seca, que poseen sabor a gran cantidad de frutas distintas. Estos licores son en general de colores brillantes y vivos, de sabor dulce y generalmente fuerte, con una graduación de entre 27 y 55 grados, aunque también los puede haber sin alcohol.

Historia de los licores de frutas

Los licores de frutas derivan históricamente de los preparados que en la Edad Media elaboraban monjes, alquimistas y químicos con distintos tipo de hierbas medicinales, frutas y otros elementos con fines curativos, afrodisíacos o incluso mágicos. Dado el fuerte sabor de los licores de frutas, su considerable graduación alcohólica no era percibida y con ello se abusaba de su consumo. Esto provocaba lograr propósitos de muy distinta índole, de ahí las propiedades mágicas o de pócimas que se les atribuían.

Licores de frutas

Tipos de licores de frutas

Podemos distinguir en la actualidad un total de dos principales categorías en las que dividir los licores de frutas que conocemos:

  • Licores de frutas elaborados por una sola fruta, por tanto poseedores del aroma y sabor de la fruta en cuestión.
  • Licores de frutas elaborados a partir de la mezcla de dos o varias frutas, poseedores entonces de distintos aromas y sabores dados por las distintas piezas empleadas en su producción.

Métodos de elaboración de los licores de frutas

Los licores de frutas pueden elaborarse principalmente mediante dos métodos diferenciados. En primer lugar a través de la infusión de la pieza o las piezas de frutas en una alcohol o espíritu base, y en segundo lugar, por la destilación de agentes aromáticos de la fruta o frutas que compongan el licor.

Copas con cócteles de licores de frutas

  • Infusión: La infusión es un método de elaboración de licores de frutas. En él se dejan una o diversas piezas de frutas en un alcohol base a punto de hervir, durante un tiempo determinado, extrayendo así los agentes aromáticos que dotaran de aroma y sabor al licor resultante.
  • Destilación: La destilación es otro de los métodos por los cuales se pueden elaborar licores de frutas consistente en la separación, a través de la evaporización y condensación, de los diferentes componentes sólidos disueltos o depositados en un líquido. De este modo se extraen todas las características de la fruta o frutas y se concentran en lo que será el licor de frutas.

Elaborar licores de frutas caseros

Los licores de frutas son una bebida alcohólica muy agradable perfecta para beber sola, con hielo o acompañada. Su sabor es agradable, entran muy bien y además, podemos realizarlos en nuestra casa gracias a lo fáciles que son de preparar.

Para preparar licores de frutas caseros podremos emplear cualquier fruta que nos guste, desde moras, arándanos, manzana, frambuesas a albaricoques, pomelos, mandarinas o la fruta más extraña que se nos ocurra. Para ello necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 450 g de la fruta elegida
  • 710 ml (o 3 tazas) de vodka sin sabor de alta graduación
  • 300 ml (o poco menos de 1 taza y media) de azúcar

Nos pondremos manos a la obra para elaborar nuestros licores de frutas lavando primeramente la fruta o frutas que hayamos escogido y cortándola en pequeños trozos. A continuación colocaremos estos trozos en un recipiente con tapadera y agregaremos el vodka. Con el frasco o recipiente bien tapado, lo colocaremos en un lugar oscuro y fresco de 2 a 4 semanas. Es importante durante este periodo, cada cinco días removamos el recipiente.

Una vez concluidas las semanas que hayamos dejado reposar el vodka con los trozos de fruta, agregaremos los 300 ml de azúcar y lo podremos embotellar.

Ahora sólo quedará dejar reposar la botella entorno a tres meses para que se produzca la maceración y nuestros propios licores de frutas estarán listos para tomar y disfrutar.